El Principito, una película para los adultos que han olvidado cómo ser niños

Principito_01
Poster de la versión animada de Mark Osborne. Foto: http://www.lepetitprince.com

En el fondo todos seguimos siendo niños. Cuando crecemos y nos convertimos en adultos no es que ese chiquillo interno muera o siga su camino, tan sólo se va dormir un poco, por lo que es nuestra misión despertarlo de vez en cuando.

Del director de Kung Fu Panda, Mark Osborne, llega una adaptación animada de El Principito. Más que para los pequeños traviesos de la casa la película es, al igual que el libro, una aventura para los adultos que han olvidado cómo ser niños.


¿Y dónde quedó el Principito?

Principito_digipam, flickr
El Principito, @digipam, Flickr

La película no inicia con el aviador aventurero, ni con el inocente Principito.  No es el objetivo del director presentar otra versión de esta historia, sino narrar la experiencia de descubrirla, de conocer al Principito.

Una pequeña niña que creció antes de tiempo se ve forzada a pasar su verano estudiando para cumplir el deseo de su mamá, entrar a una escuela de prestigio y convertirse en una adulta seria y profesional. Mas el perfecto plan de la madre se arruina cuando la niña conoce a su vecino, un viejo aviador que la introduce al mundo del Principito.

Mientras la realidad de los adultos es gris, opaca y obsesivamente sistematizada, en la casa de al lado todo es colorido e impredecible.


Dos formatos e historias paralelas

La idea de mezclar dos técnicas de animación diferentes era un poco aterradora y definitivamente experimental en cierto nivel. Me reguntaron muchas veces —¿cómo va a funcionar eso? —a lo que respondí— no lo sé, pero creo que es lo correcto.”

Mark Osborne

La propuesta visual se conforma de dos formatos: la animación 3D por computadora para introducir a los nuevos personajes y una especie de spin off o historia derivada de la original; y la técnica en stop motion, cuadro por cuadro, para narrar la aventura del Principito y su encuentro con el aviador. La primera pareciera que busca captar la atención de las nuevas generaciones con un diseño gráfico que recuerda al de Pixar. La segunda recurre a una textura similar a la del papel, aludiendo al cuento y las ilustraciones originales del autor, Antoine de Saint-Exupéry e impregnando aún más a la imagen de una especie de magia y misterio.

Cuando el misterio es demasiado impresionante es imposible desobedecer.

Antoine de Saint-Exupéry, El Principito

Todo ello acompañado de una cálida banda sonora que recalca cada momento y acompaña al espectador en su experiencia audiovisual.

Entrevista al director


Más allá de El Principito

El último arco de la película se centra en los nuevos personajes y una historia alternativa para lo que le sucede al Principito después de su encuentro con la serpiente. Estos últimos minutos pudieran llamarle más la atención al público infantil, con sus tintes de comedia y acción. Para los adultos, que siempre somos tan serios, es posible que resulte un poco obvio. Por otro lado, se presenta de una manera distinta y simplificada el complejo universo de los ya conocidos habitantes de los meteoritos que aparecen en el cuento: el Rey, el Hombre de Negocios y el Vanidoso (los demás personajes se omiten en esta versión animada).

Con la firme decisión de cumplir el deseo del viejo aviador la niña emprenderá un viaje en búsqueda del Principito, en el cual descubrirá el valor de crear vínculos, así como el gran secreto y lo más importante:

Crecer no es el problema, el problema es olvidar… lo esencial es invisible a los ojos.

Antoine de Saint-Exupéry, El Principito

Pr2_Irene Armangué, Flickr, Gerona
Estatua de El Principito en Girona, @Irene Armangué, Flickr

Al final el argumento rompe un poco con la armonía de los primeros dos arcos y se vuelve un tanto predecible, mas la película cumple con su función de conmover al espectador al introducirlos o recordarles acaso la historia de El Principito y su inspirador mensaje. Aquellos que no la conocen se quedarán con la inquietud de leer la historia, para los demás será una experiencia nostálgica, pues así como sucede con la niña y el reencuentro con su infancia, siempre existe un antes y un después de conocer al Principito.

Principito_J G, flickr_2
Ilustración original de El Principito, @J G, flickr

Ves esta imagen, ¿qué es lo que ves?, ¿un sombrero o una boa constructora? Si se trata de un inofensivo sombrero todo está bien, puedes continuar tu vida siendo un adulto serio y responsable, no pasará nada, no cambiará nada. Si ves una peligrosa serpiente devorando a un elefante entonces, adelante, porque estás a punto de comenzar un gran viaje de vuelta a la infancia, uno en el que podrás disfrutar de las estrellas, las rosas y un zorro al cual domesticar.

Después de todo, “únicamente los niños saben lo que buscan”, lo que se nos olvida a veces es que no tenemos por qué dejar de ser niños en nuestro interior.

Anuncios

Un comentario en “El Principito, una película para los adultos que han olvidado cómo ser niños

  1. Reblogueó esto en Susurro de Estrellay comentado:
    La película El Principito tiene 15 minutos de duración, sin embargo, al equipo de Stop Motion le tomó casi un año hacer toda la producción, elaborar las marionetas, crear los escenarios, los efectos especiales, en un ambiente en el que la gente trabaje con sus manos, y en lugar de cada uno estar con sus computadores, sin interactuar con nadie, en stop motion, todos están en contacto entre sí, pasan cosas reales.

    El arte de crear lleva su tiempo, el proyecto del corazón, de la rosa, a mano la vida, sin acelerones, sin buscar sacar partido inmediato a costa de aquello que cultivamos, sino en plazos de estrella, animando a su paso, desde lo esencial, quizá invisible para muchos, aunque quien vea debajo del sombrero, encontrará esa dimensión gratificante que da un valor único en el mundo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s