2° episodio del vlog: “Mi perro ¡No tengo con quién dejarlo!”

 

Amas a tu mascota, pero ¿no tienes ni idea de dónde dejarla cuando viajas o trabajas fuera? Checa el segundo episodio de mi video blog, La Moccata te tiene una solución.

Y si deseas ver el reportaje completo puedes hacerlo en el portal de Tu Nexo dando click aquí.

¡Excelente fin de semana a todos …y a sus peludas mascotas!

Anuncios

Lo que Dalí trajo a mi día: “Él no muerde, pero yo sí”

 

Ahora que soy oficialmente nana de mascotas y me pagan por ello ya estoy en espera de que me dejen a mi segundo perrito o gato para cuidarlo.

La semana pasada tuve a Dalí en casa, un mini yorkshire muy mimado, juguetón y educado. No fue difícil cuidarlo porque se esperaba a su salida para hacer sus necesidades, y por la noche sólo hacía en su pañal/ tapete (esas cosas son geniales, lástima que mi perro sólo las ignora). Tres paseos al día, mimos, juegos y su platito con agua y comida era todo lo que pedía Dalí, claro que si me sentaba a trabajar por mucho tiempo definitivamente EXIGÍA que lo atendiera.

Al final de su estancia conmigo Dalí no sólo se subía al sillón, sino que también se acurrucaba en nuestra cama y hasta logró que mi esposo lo sacara a pasear… ¡y recogiera su popó con bolsita en mano!

Cuando se fue claro que lo extrañé, pero no iba a contactar a su dueña y verme como la loca obsesionada, así que mejor esperaré pacientemente a que vuelvan a requerir de mis servicios.

Las mascotas son geniales y definitivamente traen mucha diversión y compañía a nuestra vida. Lo único que no me pareció gracioso fue la siguiente anécdota:

Paseaba a Dalí por el parque cuando me encontré con un grupo de estudiantes de secundaria, que inmediatamente se acercaron a mi peludo y enano compañero:

Estudiante A: ¡Qué bonito perrito!

Mónica: (orgullosa, aunque ni la dueña era) gracias, se llama Dalí

Estudiante B: ¡mira! Hasta es fan de Star Wars, trae un suéter de Yoda

Mónica: (sonriendo como tonta) sí, es que ya hace frío

Estudiante C: oiga, ¿y su perrito muerde… SEÑORA?

Mónica: (manteniendo una aparente compostura y una sonrisa forzada) no… (Conversación interna): ¡pero yo sí, si me vuelves a decir señora!

 

Sneak peek del 2o episodio

vlcsnap-2016-02-23-15h08m00s208

Avance del segundo episodio de “El rincón de La Moccata”, con la aparición especial del yorkshire mini Dalí. ¡Espérenlo!

¡Video Blog! 4 secretos para convivir con tu polo opuesto

¡Hola a todos! Por fin puedo compartirles uno de los proyectos en los que he estado trabajando. Conozcan “El Rincón de la Moccata”, un video blog que se estará transmitiendo una vez por semana en el portal Tu Nexo De y donde estaré abordando distintos temas, tales como: vida en pareja, cómo pasar de lo 30 “con gracia”, cultura, viajes y demás.

En este primer episodio los secretos para una relación saludable, aún cuando tu pareja sea tu polo opuesto. ¡Si les gusta compártanlo! Dénle like en la fanpage. Suscríbanse al portal ¡y sígannos en YouTube!

Si tienen algún tema del cual les gustaría que hablara la próxima vez déjennos sus comentarios o escriban a tunexeando@tunexode.com

Gracias a mi esposo por una vez más acompañarme en mis locuras (aunque lo termine exponiendo públicamente o.o) y por ayudarme en la grabación.

¡Espero lo disfruten!

Crónicas de una pareja común y corriente. Cap. 3: La torta despechada

Invitados especiales Anett (24 años, maestra) y Leo (25 años, arquitecto). 1 año de noviazgo.

En el salón de Anett habían preparado tortas* y chocolate caliente para entregar a los indigentes por parte de la escuela. Una señora que padecía problemas mentales les comentó que la torta estaba muy mala y otro se las aventó. Todos los demás la recibieron con gusto.

Cuando Annet llegó a casa se puso en contacto con Leo para platicarle lo sucedido.

Anett: Amor, un señor nos aventó la torta cuando se la dimos.

Leo: Me estoy empezando a preocupar.

Anett: No amor, no te preocupes, ya estoy en casa segura.

Leo: No por eso, es que si no sabes hacer ni tortas, ¡me voy a morir de hambre si nos casamos!

Anett: -.-‘… yo también te quiero.

*En México, la torta es una especie de sándwich o bocadillo.

Crónicas de un matrimonio común y corriente. Cap. 11

Mitrani tenía que hacer la entrega de un artículo muy importante para su doctorado, por lo que decidí ir sola a hacer el mandado para que él se quedara trabajando. Por esos días acabábamos de comprar una cámara nueva para un proyecto que tengo en puerta.

Mónica: ¡Me voy al tianguis amor, te traigo algo de desayunar!

Mitrani: ¡Sí! (se queda trabajando en casa, pero inspeccionando la cámara nueva).

Hora y media después…

Mónica: ¡Ya regresé flaco! ¡Pon la mesa para desayunar! (se encuentra a Mitrani en el cuarto con la cámara nueva conectada a la tele).

Mitrani: Hola (pone cara de niño travieso).

Mónica: ¡¿Sigues con eso?! ¡Pero me fui sola a hacer el mandado para que pudieras trabajar! ¡¿Has estado jugando con la cámara todo este tiempo?!

Mitrani: ¿Qué esperabas? Te fuiste y me dejaste solo con ella.

Varios días después…

Mónica: ¡Regreso en unos días! Te dejé la pila cargada y la memoria de la cámara en la mesa, por si quieres seguir jugando con ella, pero ¡con mucho cuidado!

Mitrani: (Más emocionado que un niño con juguete nuevo) ¡Shi!

Y así fue como se la pasó horas tomando fotos y haciendo pruebas con la cámara….y su trabajo bien gracias.

Crónicas de una pareja común y corriente. Cap. 2

Invitados especiales Hanna (odontóloga, 29 años) y Thai (psicólogo, 31 años). 5 años juntos, 2 casados.

Thai: Oye, ¡nuestro refrigerador no funciona!

Hanna: ¡¿Cómo que no funciona?! Yo lo conecté y le regulé la temperatura. Además lo revisé al día siguiente y todo se veía normal. ¡Hay que ver la garantía para que lo chequen entonces!

Thai: Es que el de mi mamá funciona diferente. Lo abres en la mañana y tiene cosas, usas algunas y otras se acaban, al día siguiente lo abres y ¡hay cosas nuevas! Éste no se renueva, algo malo le pasa.

Hanna: >.>

Hanna, La Moccata te recomienda que la próxima vez que algo así suceda dile que también él puede hacerse cargo de renovar el contenido del refri O.o