Crónicas de un matrimonio común y corriente. Cap. 11

Mitrani tenía que hacer la entrega de un artículo muy importante para su doctorado, por lo que decidí ir sola a hacer el mandado para que él se quedara trabajando. Por esos días acabábamos de comprar una cámara nueva para un proyecto que tengo en puerta.

Mónica: ¡Me voy al tianguis amor, te traigo algo de desayunar!

Mitrani: ¡Sí! (se queda trabajando en casa, pero inspeccionando la cámara nueva).

Hora y media después…

Mónica: ¡Ya regresé flaco! ¡Pon la mesa para desayunar! (se encuentra a Mitrani en el cuarto con la cámara nueva conectada a la tele).

Mitrani: Hola (pone cara de niño travieso).

Mónica: ¡¿Sigues con eso?! ¡Pero me fui sola a hacer el mandado para que pudieras trabajar! ¡¿Has estado jugando con la cámara todo este tiempo?!

Mitrani: ¿Qué esperabas? Te fuiste y me dejaste solo con ella.

Varios días después…

Mónica: ¡Regreso en unos días! Te dejé la pila cargada y la memoria de la cámara en la mesa, por si quieres seguir jugando con ella, pero ¡con mucho cuidado!

Mitrani: (Más emocionado que un niño con juguete nuevo) ¡Shi!

Y así fue como se la pasó horas tomando fotos y haciendo pruebas con la cámara….y su trabajo bien gracias.

Anuncios

2 comentarios en “Crónicas de un matrimonio común y corriente. Cap. 11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s