Vlog #LaMoccata, Ep14 “Tu pareja y O vergüenza”

 

¿Cuánto tiempo llevas con tu pareja? ¿Recuerdas cómo muchas cosas te daban “penita” cuando empezaron a salir? Pero hoy hay veces que de plano pierdes toda la vergüenza.  Y lo que pasa es que después de tanta convivencia e intimidad se tienen confianza, y puedes terminar haciendo cosas que pensaste que no harías en público.

Como… ¿dejar abierta la puerta del baño? o de plano usarlo los dos sin problemas.

Les encanta molestarse, interrumpirse, burlarse o hacer bromas pesadas, incluso en público (como en este blog).

Por otro lado, se cuidan cuando están enfermos, borrachos o crudos. Y algunas veces se pelean por ver a quién le toca apagar la luz antes de dormir.

Claro, también pueden ponerse un poco más creativos en ciertos momentos…y en la mañana pueden verse sin maquillaje, ¿y sabes qué? no pasa nada. Aunque tampoco hay que despreocuparse por completo del arreglo personal.

Se dan unos atracones de comida juntos ¡y les encanta! Y hasta pueden intercambiarse ropa…bueno, tú mujer puedes ponerte su ropa, a él probablemente no le vaya bien la tuya.

Y esto hay que decirlo, aguantarse algún “gasesillo” ya no es un inconveniente como antes.

El caso es que tampoco hay que ser unos salvajes, pero está bien perder algo de pena, a nosotros nos funciona, en serio, te lo dice La Moccatta.

 ¡Tu Nexo De ahora es Tuiris! Suscríbete y sigue nuestras ocurrencias. ¡Nos vemos!

 

Anuncios

Sneak Peek del Ep 14 de #LaMoccata: “Pareja y O Vergüenza”

BTS03
Mitrani molestando a La Moccata, sólo porque le gusta hacerlo…

¿Cuánto tiempo llevas con tu pareja?

¿Recuerdas cómo muchas cosas te daban “penita” cuando empezaron a salir? Pero hoy hay veces que de plano pierdes toda la vergüenza.  ¡No te pierdas el episodio de este jueves! Y descubré qué tipo de pareja son.

Reflexión “Muévete de lugar”

Si donde estás o lo que haces no te hace feliz muévete de lugar. Cualquier día y a cualquier edad es un buen momento para cambiar de opinión, empezar un proyecto nuevo, retarte a ti mismo, comenzar a planear y actuar… ser feliz.

La Moccata

 

13716037_1750213345226344_488486817394079638_n
“birth of a fairy”, de manon, deviantart

Reflexión: “Si quiero ver una, la veré”

Hace algunos años, en un viaje con mis amigas, nos topamos con una lluvia de estrellas en la playa. Aunque estábamos bajo la misma noche ellas podían ver los danzantes fugaces, pero yo no. Cada que volteaba al cielo la estrella ya había pasado, alegre, y yo me quedaba con una sensación vacía. Entonces, en un momento de decisión pensé «Si quiero ver una, la veré”…y en ese momento la vi.

Cuando regresé de ese viaje tomé una decisión importante, misma que me ha llevado al momento en el que estoy ahora y a la mujer que soy. Ese viaje me dejó una valiosa enseñanza: «Hay que creer para ver, si realmente quieres algo necesitas desearlo con todas tus fuerzas y llevarlo a la acción».

La Moccata

26brrrsbdrw6azc3s

Imagen: Giphy

REFLEXIÓN: IR A CONTRACORRIENTE

A veces es necesario ir a contracorriente para lograr nuestros sueños y ser nosotros mismos. La familia, la sociedad e incluso nuestros miedos y fantasmas que albergan nuestro ego pueden ser un viento muy poderoso, que soplará fuerte para no permitirnos avanzar.

El trayecto podrá ser, sin duda difícil, pero valdrá la pena…así que no dejes de pedalear.

 

//giphy.com/embed/xT8qBbpGu71XT8EAV2

via GIPHY

La Moccata

Ep. 13 Videoblog: ¡PÁSELE MARCHANTE!

¡Pásele marchante! ¿A quién no le gustan los tianguis? De lunes a domingo nos esperan en distintos puntos de la ciudad de México, con su variedad de sabores, colores, productos y el eterno vaivén de personas.

Fresco y barato, aquí lo que importa es ubicar tus puestos favoritos, para comprar la fruta de temporada, el pollo, la carne, ¡los quesos! Amo el queso.

Además, uno hace plática y entiendes el trabajo que implica tener un puesto en el tianguis, el tiempo que dedican y cómo muchas veces la chamba la sacan entre familia.

La palabra “tianguis” proviene del náhuatl tiānquiz(tli), que significa “mercado”, y existen en Mesoamérica desde la época prehispánica.

Nosotros vamos al tianguis dos veces por semana… bueno, mi esposo sólo va al del domingo por su gordita de chicharrón. Y para mí, un sopesito de queso con pollo o un tlacoyo de requesón. ¿Ya se te hizo agua la boca? Y no puede faltar un jugo de naranja con betabel, para acompañar (y de 1 litro, además).

Ir al tianguis es todo un ritual, hay que armarse del equipo necesario (una buena mochila), llevar cambio, salir temprano… y en nuestro caso detenernos dos minutos a ver a los perros del señor que los baña en su camioneta, justo enfrente del tianguis… ¡porque me encantan!

Algunas personas no les gustan los tianguis porque siempre está lleno, o porque no les gusta comer en la calle (¿en serio?). ¡Pero a mí me fascinan!

Mi mamá me llevaba de chiquita en Guadalajara y no sólo salía con juguete, me comía una quesadilla en el puesto de “Don Chavelo”. Todavía voy de vez en cuando al Tianguis del Sol, cuando vuelvo a Guadalajara; ya no está Don Chavelo, pero sus hijos, nueras y nietos siguen cocinando, igual de rico, las quesadillas de champiñones y las doraditas de costilla que tanto nos gustaban a mí y a mi mamá.

Así que para mí, el tianguis es una tradición… y una muy buena por cierto, en serio, te lo dice La Moccata. Y tú, ¿tienes un tianguis favorito? ¡Suscríbete! Y nos vemos en el siguiente episodio.