“El masoquista online”: dícese del que gusta de leer comentarios negativos en internet

¿En qué momento nos comenzó a obsesionar tanto lo que opina un desconocido en la otra esquina del mundo?

Me encanta poder trabajar desde casa e irme entre semana fuera de la ciudad si me da la gana, porque no tengo que estar físicamente en una oficina para cumplir con mi jornada laboral. Esta es una de las tantas ventajas que me brinda el internet y las redes sociales, así como tener acceso a información, establecer alianzas, compartir experiencias, entre otras cosas.

Pero (y aquí viene el gran pero), hay algo que me hace muchísimo ruido, y es esa necesidad morbosa y destructiva de leer comentarios negativos y ofensivos en una publicación, propia o ajena. Todo ese drama de internet, ese debate interminable entre los que piensan de una manera y los que piensan de otra… ¿Para qué? ¿Qué me gano con leerlo? Y, sobre todo, ¿me hace una mejor persona?

Veo un video, leo una publicación en redes sociales o un artículo interesante… y de pronto ahí está, ese o esos comentarios negativos y hasta agresivos que desvirtúan a la persona, pensamiento o proyecto del cual se está hablando. Cuando menos me doy cuenta he perdido gran parte de mi tiempo en leer la larga batalla, comentario tras comentario, entre Carlos, desde España y Alejandra, desde Colombia, hablando sobre qué es y qué no es acoso callejero… Y suspiro, parece que acabo de presenciar un freestyle rap en el que cada contendiente asesta un golpe, cada vez más personal, cada vez más violento, sobre la opinión del otro.

A veces el debate me resulta interesante y aprendo cosas nuevas, pero, por lo general, me quedo con esta sensación de “¿está hablando en serio?, ¿realmente piensa así?”, e inevitablemente me molesto o me desanimo.

heart visits the comment section
theawkwardyeti.com

Otras veces me motiva, porque son esos comentarios, tan llenos de juicio, agresión y poca apertura los que me dicen:

Pues ahí lo tienes querida, esta es una de las razones por las que tienes que seguir trabajando en tus proyectos. Aún queda mucho camino por recorrer.

¿Y qué sucede cuando los comentarios surgen en una publicación propia? Cuando la agresión es hacia ti. Hay quienes elegimos, gustosos, ser una víctima y fustigarnos con cada comentario, incluso quizá reforzar una creencia negativa o paradigma limitante en nuestro interior. Otros decidimos atacar bajo la premisa de “defensa personal”. Otros optamos por tratar de razonar, dar explicaciones y justificaciones, y hasta terminamos disculpándonos, ¡aun cuando no tenemos que hacerlo!

Pareciera que de pronto somos adictos al drama, aun cuando no nos provee de nada provechoso o productivo, salvo una aparente satisfacción temporal, como un gusto culposo, como un masoquista. Me pregunto si a la larga toda esa energía destructiva no se nos queda en el cuerpo y se transforma en un malestar físico, o hasta en una enfermedad. Ciertamente, después de leer algunos cuantos comentarios me siento más cansada. Si siempre hemos estado expuestos al “ojo crítico” ajeno, en la era del internet no sólo estamos expuestos, ¡estamos remojados hasta los huesos en la sopa del drama cibernético!

@percolategalactic, en Giphy

 

Tampoco se trata de tapar el sol con un dedo, “hacernos de la vista gorda”, porque entonces no podremos hacer algo al respecto… y no cambiará nada, y queremos que las cosas cambien, ¿cierto? Lo que sugiero aquí es “no engancharnos”, no alimentar al sádico troll de internet que se entretiene perturbando, confrontando, agrediendo, porque le resulta altamente satisfactorio y hasta lo hace sentirse superior al ver cuán fácilmente alguien más ha caído en su juego de comentarios que van y vienen, hasta que el otro se desgasta, no tiene más que decir y se retira.

Entonces, ¿cómo soltar al masoquista online que llevamos dentro? No tengo una fórmula mágica, pero puedo compartir lo que yo trato de hacer, de manera consciente: me retiro dignamente con un plan.

Con frecuencia decido NO LEER NINGÚN COMENTARIO; otras veces escribo uno o dos observaciones y cierro la página (literal); en ocasiones la indignación provocada me lleva a escribir, como en este día, una reflexión al respecto, a usar el poder de internet para alzar la voz; y en momentos en los que la activista en mí hace su aparición, me impulsa a crear contenido, dar forma a proyectos o alianzas que espero provoquen una acción en el colectivo que contrarreste la negatividad, injusticia, o ignorancia con la que me acabo de topar.

Nuevamente pregunto, ¿en qué momento nos comenzó a obsesionar tanto lo que opina un desconocido en la otra esquina del mundo?,  ¿es tanta nuestra necesidad de aceptación o reconocimiento que tenemos que, por fuerza, probar nuestra valía, imponer nuestra ideología? Como dijo José Saramago:

Frase_582

Tengamos el suficiente valor de amarnos a nosotros mismos para no caer en este masoquismo, en este drama y desgaste emocional. Y tengamos el suficiente amor por el otro, para no agredir ni forzar nuestra opinión, compartir sí, mas no imponer.

Me despido como lo hizo alguna vez una querida amiga, cuya publicación en redes sociales sacó un día la sombra en muchos de nosotros: peace out.

La Moccata

Anuncios

Un comentario en ““El masoquista online”: dícese del que gusta de leer comentarios negativos en internet

  1. Cuando lo importante es acercarse con paz a la verdad, ayudar a los demás a aprender bajo su propios términos, o mejor dicho aún, a avanzar en sus caminos, termina siendo de mayor provecho que convencerles de que tal o cuales formas son las únicas correctas. Claro, siempre y cuando esos otros caminos no sean destructivos.
    Así que, puedes mostrarles una imagen de una vereda alterna, y cada quien decide por donde caminar.
    Peace in ^_^

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s