Hoy, más que nunca, agradezo ser Moon Mother® y Mujer Medicina

Mar19_FBI

Lo confieso, yo también estoy nerviosa y preocupada por lo que está sucediendo en mi país y en el mundo. Me apuran sobre todo las personas a las que amo, mi esposo que aún tiene que salir a la calle a trabajar, la gente mayor y quienes son más vulnerables. Reconozco que quedarme en casa es lo mejor, para mi familia y para la comunidad. Pero me pregunto qué hará Doña Ofelia, a quien le compro quesadillas y café, cuando no tenga clientes y no pueda pagar la renta. Me pregunto qué hará el viejito de los abarrotes, que acaba de emprender otro negocio, tras cerrar el que lo sostuvo durante más de 40 años. Qué hará la pareja mayor de la papelería en donde imprimo los materiales para las sesiones con mis pacientes.

Y entre tanta preocupación, hago un espacio para volver a mí, para reconocer quién soy y lo que puedo hacer desde casa para ayudar a traer amor y compasión al mundo en este momento, mientras protejo la economía familiar de mi hogar para sostenernos en este tiempo de ‘guardado’. Al inicio de este año pasé por una prueba muy difícil, una que me llevó a reconocer mi camino y las herramientas de las que dispongo y de las que sigo aprendiendo.

No lo sabía entonces, pero hace 10 años que me encontraba en una etapa de mucha confusión inicié un camino hacia mi propia sanación, para, desde el trabajo constante de la búsqueda y el aprendizaje, acompañar eventualmente a otras personas en sus propios procesos de sanación.

Hace unas semanas recibí el nivel 3 de Moon Mother®, así como el papel de Moon Mother® Mentor por la maestra Miranda Gray, ¿eso qué quiere decir? ¡Que ahora dispongo de más herramientas para trabajar conmigo misma y con las personas que acuden a mí! Quiere decir que puedo compartir más de lo que he recibido, de lo que he experienciado en mí misma, de lo que he visto que me funciona a mí, y a quienes acuden a mi consulta o sesiones grupales. No estoy aquí para enseñarle a nadie cómo vivir su vida, sólo compartir mi experiencia, que es todo.

¡Hoy, más que nunca, agradezco ser Moon Mother ® y Mujer Medicina! Para recordarme que tengo lo necesario para enfrentar esta situación, con amor y compasión, hacia mí misma y hacia los demás, para ir adentro, ir a casa y compartir desde ahí lo que tengo y puedo ofrecer.

Recordarme sobre todo que, en momentos en que se asome la angustia y el miedo, sólo tengo que pausar, respirar, estar presente, apoyarme de quienes amo, compartir, hacer uso de las herramientas, y seguirle dando, que detrás de todo esto hay mucho, muchísimo aprendizaje, para todos. Como dice Naoko Takeuchi, en su obra más famosa:

I beg you star in my heart, please keep shining. Give me strength.

A partir de la siguiente semana estaré ofreciendo sesiones en línea (a un costo menor al habitual) a quien necesite acompañamiento en este momento. Mándame un correo a lamoccata@gmail.com si tienes dudas o si deseas agendar una sesión.

Visita mi post “¿Qué puedo ofrecerte como Moon Mother a distancia en estos momentos de ‘guardado’?” para que conozcas las distintas sesiones y medicinas.

En la imagen, recostada en el espacio que las Moon Sisters nos adecuaron como Santuario, para descansar mientras integrábamos el trabajo de los 4 intensos días de talleres. ¡Gracias infinitas!

Foto por la talentosa Elke Dona-Dio, gracias por tu vibrante energía que nunca paró de emitir luz y dinamismo durante el tiempo que compartimos.

Con amor, La Moccata, Moon Mother® N3 y Mentora, Mujer Medicina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s