Crónica del Retiro Vipassana, 10 días de silencio y meditación… ¿Te animarías?

Sin importar lo que digan los demás, sin el deseo de cumplir expectativas ajenas y sin miedo a la posibilidad de tu crecimiento… encuéntrate a ti mismo y enfréntate a tu oscuridad en la profundidad del silencio interno.

l0k48i7od6ocpq2hq
Aishwarya Sadasivan, en Giphy

Durante un par de semanas me rehusé a escribir esta crónica; no porque no supiera qué escribir, sino porque no encontraba el tiempo para sentarme por horas a redactarla, y porque aún no me sentía lista para compartir la experiencia.

Mitrani, mi esposo, tomó el retiro Vipassana hace algunos años:

Algo que debes hacer una vez en tu vida -dijo él-, si realmente quieres saber de qué se trata. ¿Cómo es la meditación, según tú?…Crees que sabes lo que es meditar, pero no.

Con esas palabras (que me parecieron un poco arrogantes, lo confieso), y desde que creí comprender un poco de qué se trataba esto del Vipassana tuve la inquietud por tomar el curso también. Pero el trabajo, la maestría, la tesis, el cupo limitado, la vida misma… siempre había una excusa perfecta para no hacerlo. Así pasaron los años, y en un momento de mi vida en el que retomé el camino hacia mí misma decidí que si no lo hacía ahorita no lo haría nunca. Entonces me registré.

Esta, mi estimado lector, será una crónica larga… Aguanta conmigo un poco, ¿va?

Sigue leyendo

Anuncios

Ep. 9 del vlog “¿En qué se parecen el metro del DF…y un hormiguero?”

¿Alguna vez te has internado en el misterioso sistema del metro del DF? Yo sí, y si tratara de describírtelo diría que es igualito a un hormiguero. ¿Quieres saber por qué? Ve el video y conoce la perspectiva de @LA_MOCCATA.

Chequen la nota completa en ! Está divertidísima!

 

¿Norteña? en el DF – Ep. 1 “El metro es un hormiguero”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El sistema de metro del DF es como un hormiguero. Hay distintas entradas, túneles y montículos, y cada hormiga defeña, capitalina, chilanga (ups, perdón, ahora mexiquense) que inicia su día con un buen golpe de realidad del metro reconoce que es verdad.

Todo individuo obrero pertenece a lo que los entomólogos llaman “casta temporal”, lo cual se determina según su función dentro de la colonia: padres de familia y maestros se encargan del cuidado de las crías; los Godínez del mantenimiento o excavación del hormiguero (según su rango); los policías soldado en teoría defienden a la colonia; y la casta recolectora, que se encarga de la procuración y suministro de insumos alimenticios.

Obrera, @ariel castillo, Flickr
Obrera, @ariel castillo, Flickr

Cada hormiga identifica de dónde viene, a dónde va y cuál es el camino que debe de seguir, y camina, junto con el resto de la colonia, en hileras rectas y continuas que difícilmente te permiten desviarte de la trayectoria previamente fijada. Por supuesto, no todo está perfectamente sistematizado, pues algunas hormigas sufren una pequeña crisis de identidad y viven como caracoles, por lo que su lento paso entorpece la dinámica de la colonia. En su contraparte existen las que viven como libélulas y sólo ocasionan caos con su extrema velocidad. Sigue leyendo

Cotidianidades de Portugal. Cap 6: El Barrio de Intendente

Existe una comunidad vibrante y llena de vida que experimenta Portugal desde una perspectiva distinta, los migrantes. Africanos, hindúes, chinos, coreanos y latinoamericanos, todos convergen en barrios cercanos que huelen a curry, chile y anís, en donde se siguen tradiciones distintas al ritmo de melodías exóticas. Ellos, los que viven en las otras zonas, los que celebran sus fiestas de barrio desde su cultura particular, los que mantienen vivo su idioma, los que se adaptan. Ellos, los que te abren las puertas a sus negocios aun cuando no siempre son bien recibidos, los que te explican con los ojos llenos de nostalgia los deliciosos sabores de su tierra y la manera de comer su comida, exquisita por cierto. Ellos reciben asistencia al migrante, pero sin duda son de los más afectados por la crisis económica.

Y ahí, en donde ellos se reunen, muy cerca del barrio Intendente vivía yo, fascinada por esta mezcla de culturas que hacían de Lisboa una ciudad aún más interesante.

Ensayo de musical "Boollywood No Largo". Barrio de Intendente, Lisboa, Portugal.
Ensayo de musical “Boollywood No Largo”. Barrio de Intendente, Lisboa, Portugal.

Cotidianidades de Portugal. Cap 5: La otra cara de la moneda

Portugal es un país hermoso al que sin duda me encantaría regresar, pero hay una realidad de la que no he hablado y ante la que no se puede ser indiferente: la crisis económica.

En este país tan alegre y sereno no hay trabajo y cuando lo hay normalmente las condiciones son poco favorables; hay huelgas y movilizaciones; todo está a la venta, desde bienes raíces hasta instituciones cuyos servicios deberían ser públicos; mucha gente pide dinero, el músico que toca en la calle, la estatua viviente, la viejecita que vende sus chácharas en la esquina.

Portugal, hermoso país de gente cálida, espero que pueda enfrentar esta crisis, la que existe en el otro lado de la moneda y resulte airosa y con los menores daños colaterales posibles…. Pero ¡Ah Lisboa!

No volverás Lisboa antigua y señorial a ser Morada feudal de tu esplendor ideal…
– Canción Lisboa Antigua, José Galhardo y Amadeu do Vale

Cotidianidades de Portugal. Cap 4: Despacio que no hay prisa

¿Ya dije que los portugueses son muy relajados? Pues lo vuelvo a decir. Uno puede entretenerse mucho más tiempo en la fila del súper porque el encargado está platicando casualmente con el cliente sobre el clima; si te ven apurado o estresado normalmente te hablarán con más calma y con una sonrisa; rara vez tocan el claxon y siempre te dejan cruzar la calle, aunque lo hagas por donde no se debe y cuando no te toca. Eso sí, los trenes corren a tiempo y el almuerzo se sirve de 12 a 3 (ni antes ni después).

Por supuesto, para todo hay excepciones. Hay quienes se desesperan por no entender tu español o intento de portugués y terminan por hablarte en inglés, ¡pero siempre lo hacen de la manera más diplomática posible!

Así, el ánimo sin prisa y con pausa de los portugueses puede resumirse en una pequeña conversación que tuvo Mitrani con el empleado de un Restaurante/Café/Snack Bar:

Mitrani: Disculpe, ¿cierran hasta tarde?

Empleado: ¡Si claro!

Mitrani: ¿Como a qué hora? Para venir mañana

Empleado: mmmm, como a las 10….11 (pausa) tal vez medianoche (sonríe amablemente)

Sintra, Portugal – Foto: Alejandro Mitrani

Cotidianidades de Portugal. Cap 3: Miau, miau…y sí, más miau

¡Las calles de Lisboa están llenas de gatos! Y no debería sorprenderme tratándose de una ciudad europea, pero es que estos peludos felinos son tan comunes que los encuentras incluso en postales, cuadros y hasta en las populares estampas pintadas a mano por los artistas callejeros. Los encuentras paseando tranquilamente por la calle, correteando palomas o recostados sobre los carros; aparecen en los negocios, restaurantes y casas particulares. Los callejeros suelen ser un poco flacos, pero la mayoría de los gatos caseros bien podrían hacerse pasar por Garfield. Gordos, grandes y peludos se muestran arrogantes espiando por las ventanas o los balcones. Por supuesto, cual fiel amante de los gatos me detengo siempre a fotografiarlos o tratar de acariciarlos; incluso puedo ubicar una zona al recordar “oh sí, el restaurante que tenía al par de gatos negros asomados por un balcón, ¡¿cómo voy a olvidar un lugar como ése?! ”.

Lisboa, Portugal - Foto: Mónica Cárdenas
Lisboa, Portugal – Foto: Mónica Cárdenas