Crónicas de un matrimonio común y corriente

Holbox, Quintana Roo
Holbox, Quintana Roo – Foto: Alejandro Mitrani

Alguien alguna vez me preguntó cómo le había hecho para llevar una relación de tanto tiempo, pues aunque apenas tengo 30 años (así es lector, leíste bien, apenas) mi esposo y yo vivimos un noviazgo desde hace 15. La respuesta inmediata fue “el amor”, pero después de unos tragos coquetos y un poco de reflexión descubrí que la razón por la que hemos estado tanto tiempo juntos no ha sido sólo por amor. Para llevar una relación duradera se requiere además de considerable valor.

Enamorarte es la parte sencilla, ya que realmente no se requiere de gran esfuerzo y ni siquiera nos toca elegir a la persona, simplemente sucede o no. Para amar de verdad se requiere de valor, valor para superar el orgullo por el bien de la relación, para aceptar cuando estás mal, para cambiar viejos hábitos, para confrontarte a ti mismo y mutuamente, para no salir corriendo cuando la situación se vuelve difícil. En una época en la que todo lo que se rompe o hace viejo se tira, para amar hay que aprender a remendar.

Yo soy una creativa empedernida, mi esposo un físico obstinado; yo creo en lo subjetivo de la realidad, mi esposo en lo que se puede comprobar; yo soy una mujer emocional y explosiva, mi esposo un hombre racional y sereno. Y aunque ha sido precisamente esta diferencia lo que nos ha hecho encontrar un equilibrio más o menos armonioso tampoco es verdad que no tenemos nada en común, pues afortunadamente compartimos varios gustos y afinidades sin las cuales no podríamos llevar sanamente este juego al que diplomáticamente llamamos “vida en pareja”.

Despliega esta categoría y entérate de todas esas anécdotas y conversaciones fuera de lugar se dan entre nosotros, conservaciones que al final de cuentas pertenecen a un matrimonio común y corriente.

¿Quieres formar parte de las anécdotas divertidas? ¡Mándame tu propia historia o conversación! Puedes dejarme sus nombres, profesiones y el tiempo que llevan juntos. Yo lo subiré a la categoría de “Crónicas de parejas comunes y corrientes”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s