2020: EL AÑO DE LA DONCELLA

MoonMother Moccata_03

Como dice la canción, “no sé tú, pero yo no dejo de pensar…” El año pasado llegó a mí como un torbellino, con muchos cambios y decisiones. Fue un año que me obligó a bajar el ritmo (pese a mi resistencia), resguardarme un poco y reflexionar sobre el camino andado y las próximas curvas de la vida. Fue como si me hubieran retirado parte de la energía que tenía reservada para la actividad física, para dedicársela de lleno a la actividad psíquica. Es decir, estuve un año pensando, pensando.

Pensaba sobre dónde estaba parada y qué rumbo tenía que tomar; pensaba sobre el aprendizaje de los últimos 5 años, la última década, ¡los últimos 20 años! Y en un abrir y cerrar de ojos llegó el 2020, “El año de la doncella”, como le decimos en la Comunidad de la Womb Blessing®, iniciada por la maestra Miranda Gray.

Las mujeres tenemos un ciclo natural, ligado con el ciclo de la Tierra a través de sus cuatro estaciones y con el ciclo de la luna en sus cuatro fases. Además, como dice Miranda:

Si somos parte de la Comunidad de la Womb Blessing® (cualquier persona que haya recibido una bendición de útero, ya sea en una sintonización mundial o en persona) entonces también tenemos la influencia del arquetipo de la Womb Blessing. Cuando este movimiento inició en el 2012, entramos al mundo con energías de la Doncella porque este arquetipo está asociado con los comienzos.

De ahí siguió el arquetipo de la madre (nutrir proyectos y relaciones), para finalizar con el de la hechicera y la bruja (ir hacia adentro para poner límites y reflexionar).

Este 2020 llega una vez más la era de la Doncella. Ella es la luna creciente que se expande hacia afuera; es la diosa virgen Artemisa que corre libre por el bosque; es la primavera con los capullos que se abren y la coquetería de la fauna. Ella es el espíritu de la joven que se enfoca en los nuevos comienzos. Hoy empieza, además, la luna creciente.

Después de la oscuridad del invierno interior y exterior es tiempo de aterrizar esos sueños olvidados y viejos proyectos, para traerlos de nuevo a la luz y manifestarlos. Así que esta noche date la oportunidad de escribir sobre tus propósitos para este año, qué necesitas hacer para alcanzarlos, para qué, ¡y calendariza!

Que este año de la Doncella sea tu año de expandirte hacia afuera, como la luna en cuarto creciente. ¡Feliz manifestación!

La Moccata, terapeuta Moon Mother

¿Dudas ante una decisión? “La única cosa realmente valiosa es la intuición”

FraseLM_56_Still

 

Recientemente he tenido que tomar muchas decisiones. ¿No les pasa a veces? Que se encuentran en una rachita de cambios, retos y cosas nuevas que los llevan a tener que decidir, a veces incluso “sobre la marcha”. En estas circunstancias la mente racional entra en acción y comienza a analizar la situación, a desmenuzarla y ver los pros y contras de cada opción, tratando de identificar cuál es el mejor rumbo a tomar. Sin embargo, llega un punto en el que la mente racional ya no puede ayudarnos y es necesario agregar un ingrediente extra, uno que nos acompaña en todo momento, la intuición.

De pronto hay algo que nos llama desde muy adentro y contra todo pronóstico nos indica qué paso seguir. Hay quienes le llaman “el salto de fe”, a mí me gusta decirle “el chingaezú”. Lo escuché alguna vez de una compañera y desde entonces lo he adoptado cada que la intuición se coloca por encima de todo razonamiento. Puedo decir que a veces el resultado no es el deseado, pero otras, muchísimas otras, obtengo resultados inesperados que traen alegría y son siempre para mi mayor bien.

Desde el año pasado mi esposo y yo teníamos que tomar una decisión importante, una que representaba trabajo, tiempo y recursos. La mente racional e intelectual hizo su parte: consultamos con expertos, estudiamos el caso, comparamos opciones. Aún así, seguíamos sin saber qué rumbo tomar. De manera que pedí otro tipo de asistencia. Le pedí a la Consciencia Universal, El Gran Espíritu, El Origen, Dios, Madre, Padre… o como quieras llamarle, que me mostrara señales para saber cuál podría ser la decisión más asertiva.

En mi petición, solicité que se nos presentara la opción que representara lo mejor para nosotros y nuestra familia. Entonces, ese “zumbido” que llevaba meses en la cabeza comenzó a volverse más claro, hasta que se convirtió en una voz que me decía “esa opción va a ser un dolor de cabeza”. La escuchaba una y otra vez, con creciente insistencia. El mensaje fue muy claro, pero ¡ahh caray!, a veces somos tan tercos. Nuevamente pedí una señal, y entonces se presentaron obstáculos y advertencias. La voz se volvió más clara y más fuerte.

Esta vez la señal era muy específica: aquella alternativa que nos tenía indecisos, disfrazada de oportunidad, no era lo mejor para nosotros. Había, por tanto, que seguir buscando. Una muy querida amiga siempre me ha dicho que “la intuición nunca se equivoca”, y que, cuando se presenta, no hay que pasarla por alto.

¿Fue la decisión correcta? Quizá nunca podré saberlo con certeza. Lo que sí puedo compartirte es que después de aquella resolución sentí que un enorme peso se había liberado, y volví a respirar. Eso, para mí, significó todo. Por tanto, solo queda confiar.

Tú, ¿con qué frecuencia te das el permiso de dejarte guiar por tu intuición?

Mónica Elena Cárdenas Mejía – La Moccata

Ejercicio 10: “La morsa que deseaba escribir con ingenio”

Ejercicio10

¿De dónde sacaste que ‘una morsa’ es una cobija?

—Me preguntó en ese momento mi esposo ante el regalo que le estaba presentando, —“así se llaman en mi familia, ha sido así por años y creo que lo seguirá siendo para las próximas generaciones”. Hay palabras que con sólo escucharlas nos transportan a un estado de ánimo, un recuerdo o instante específico. Esta es la historia de tres palabras que, desde niña, han sacudido mi mundo por el significado que encierran.

Una morsa sin colmillos

Todas las familias tienen una tradición particular, pienso que la mía tiene varias, pero hay una actividad que mi abuela me enseñó, mi madre aprendió, y yo seguramente la dejaré como legado si alguna vez tengo una hija: la confección de una MORSA. En mi familia, ‘una morsa’ es una cobija con tela de peluche por un lado y tela polar o acolchada por el otro, una cobija hecha por una mujer del clan. Creo recordar (aunque bien pudiera ser un recuerdo hecho de retazos, por lo que no estoy del todo segura de su veracidad), que la tela polar que mi abuela compraba para el lado acolchado se llamaba foca… de ahí que la cobija adoptara el nombre de morsa.

 

giphy.com

Sigue leyendo

Ejercicio 9: “Soñar que sueño despierta”

DEMAC

El deseo es el esfuerzo de una posibilidad que quiere manifestarse.
– Gaby Vargas

Me parece que tenía unos cinco o seis años por aquel entonces, cuando mi respuesta a la típica pregunta de qué quería ser de grande era “cantante”. Me veía a mí misma con el cabello cobrizo y ondulado, en un entallado vestido rojo, cantando al ritmo del soul jazz frente a un escenario, mientras un hombre galante tocaba el piano a mi lado. Supongo que vi una escena similar en alguna película situada en el Hollywood de los cuarenta… o quizá me impresioné demasiado con el personaje de Jessica Rabbit, no lo sé.

Mis sueños o deseos no siempre se han mantenido estáticos, sino que han ido evolucionando conmigo. Desde cantante y actriz, pasando por paleontóloga e incluso abogada criminalista y cineasta, por mi mente pasaron muchas ideas acerca de lo que soñaba con ser de grande. Quizá nunca me imaginé que terminaría haciendo lo que hago hoy en día, aunque responde por completo al llamado que sentí desde pequeña, y que encontró su eco en distintas actividades hasta llegar a mi profesión actual. Me resulta muy curioso que permanezca en la búsqueda, después de haberme jactado por diez años de tener la total certeza de a qué me dedicaría y cómo recorrería mi camino; pero en un juego de azar los dados no siempre caen en el número esperado, pues presentan varias posibilidades, y es justo por eso que el juego resulta tan atractivo.

En este mundo de infinitas opciones uno siempre persigue y se encuentra con lo que resuena, una y otra vez, hasta que completamos la lección y toca avanzar de grado. Una colega compartía hace unos meses que venimos a este mundo a experimentar una emoción o vivencia específica, y mientras el ciclo permanezca incompleto iremos danzando de una vida a otra, de una situación a otra, hasta que el alma haya completado su misión inicial. Quizá en ello radican los deseos, anhelos y sueños que perseguimos.

Sigue leyendo

Cuando las energías se contradicen

Oct7_FBI

Aunque estamos en pleno otoño y el poder de la hechicera con sus límites, pausa y sensualidad se siente con ganas, la luna creciente nos invita a ir hacia afuera. Estas dos fuerzas, contradictorias, pueden generar frustración; por momentos con todas las ganas y el enfoque para emprender acciones, pero, paradójicamente, con cansancio o ganas de bajar el ritmo. Continúa lloviendo, ya empieza a bajar la temperatura y las gripas son muy comunes en este cambio de estación. Todo eso nos lleva a ir más lento, pero al mismo tiempo la luna en el cielo se abre y nuestra luna interior en postmenstrual quiere tomar acción.

¿Por qué no aprovechar ambas energías?  Muévete, toma las acciones que consideres necesarias para cosechar aquello que sembraste en luna nueva: riega las semillas, abona el terreno, cuídalo de los insectos o depredadores, construye un espantapájaros. Tu doncella quiere salir a bailar,  cazar y poner su enfoque en distintas cosas, pero hazlo desde la sabiduría de tu hechicera, que elige sus prioridades para no acelerarse ni excederse, que pone sus límites y que, definitivamente, no pide permiso porque tiene muy claro lo que quiere y necesita. 

La Moccata, terapeuta Moon Mother®

Enraízate: sabiduría mientras surge la magia

vlcsnap-2019-10-03-12h13m28s989

En momentos como éstos, con tanto movimiento ocurriendo dentro y fuera de nosotros en pleno cambio de estación, se hace necesario sabernos sostenidos. De pronto necesitamos sentir la seguridad de que nuestras decisiones y nuestro andar son para nuestro mayor bien. Te comparto este ejercicio para conectar con tu tierra:

Visualiza que eres un árbol, y que de las plantas de tus pies comienzan a crecer las raíces y entran en la profundidad de la tierra, pasando por las capas de cemento, las de los mantos acuíferos y llegando al centro de la Tierra donde te aguarda un enorme árbol, lleno de flores y frutos rojos, que descansa sobre la melena de una mujer vieja y antigua. Imagina que tus raíces se unen a las ramas de ese árbol y que la vieja del centro de la Tierra te regala energía dorada. Ella te sostiene, ella te apoya. Es la Tierra, son tus ancestros, es la primera mujer y el primer hombre, somos todas nosotros, es la personificación de la divinidad o filosofía en la que crees y te acompaña, SIEMPRE.

Con esa consciencia, siembra la intención de tener el don de la sabiduría en tu andar mientras permites que surge la magia. ¿Eso qué quiere decir? Que esa sabiduría te ayudará a tomar las mejores decisiones y acciones, mientras la magia se manifiesta en aquello que pediste, no limitándola a que se dé justo como lo solicitaste, sino permitiendo que te sorprenda.

Mónica Elena Cárdenas Mejía – La Moccata

En la gratitud encuentras el elixir del gozo

 

FraseLM_54_Still

La gratitud es probablemente una de las fuerzas más poderosas que existe para llenar tu vida de bendiciones. No quiere decir, por fuerza, a través de ella cosas buenas lleguen a ti (aunque suele ser una consecuencia), sino que por medio de ella es más fácil ver lo que ya es y tienes, en lugar de lo que no es o sientes que falta. ¿Esto qué quiere decir? Que la vida se vuelve más fluida cuando cambias el discurso de tus pensamientos, dejas de quejarte y comienzas a apreciar. En el último mes comencé a conectar con la gratitud, cada día, y ha sido impresionante ver y sentir cómo las cosas comienzan a acomodarse y a suceder. Es como si hubiera tirado de un hilo y con ello hubiera desatado una avalancha de cambios y situaciones que me sacaron bruscamente de mi zona de confort, pero que sé que son para mi mayor bien.

Hoy te invito a sentarte un momento a agradecer por cada bendición en tu vida: tu cuerpo, tu familia, tus amistades, tus talentos, tus bienes materiales, las oportunidades e incluso los retos y obstáculos que en su momento fueron difíciles, pero hoy son una gran lección. Mañana inicia la luna nueva, momento ideal para sembrar intenciones, pera antes de sentarte a pedir por más, dedícate a agradecer por lo que ya tienes.

Mónica Elena Cárdenas Mejía – La Moccata