Ejercicio 4, Parte 3: “Las cómplices y la manada”

Ejercicio4.3

Las cómplices de la manada de varias vidas

La intuición nunca se equivoca

Esta frase la comenta Bere cuando ha descubierto, una vez más, que la voz de sus entrañas está en lo correcto. Conocí a Bere cuando ambas teníamos 11 años. Jamás olvidaré cómo fue la única niña que me miró sonriendo en el salón de clases cuando llegué a mediados del ciclo escolar. Tenía una carita de porcelana, la más blanca que yo había visto, el cabello largo y recogido en una liga de colores y unos lentes por los que apenas se alcanzaban a vislumbrar unos pequeños ojos jalados. Naturalmente, nos hicimos amigas. Cursamos juntas el resto de la primaria, la secundaria y la preparatoria. Y como sucede a menudo entre los jóvenes, hubo una época en la que nos distanciamos un poco, para reencontrarnos más adelante. Cuando llegué a la Ciudad de México ella fue mi cómplice y mi maestra, mostrándome cómo hay que moverse en esta selva urbana y cómo una puede aprender a disfrutar esta ciudad policromática y demandante. “Ya es toda una chilanga”, recuerdo que pensé alguna vez, lo digo con todo el cariño y respeto a los lectores procedentes de esta ciudad.

Bere y yo compartimos muchas aficiones: tenemos un gusto culposo por Japón y su cultura, y cuando mi esposo sale de viaje las dos nos encerramos con todo y su gata a ver series orientales y comer comida chatarra. Es un permiso que nos damos para practicar la “procrastinación productiva”, o como ella dice, il dolce far niente (no hacer nada).

Siempre estaré muy agradecida con Bere porque fue ella quien me motivó a certificarme como Moon Mother con la maestra Miranda Gray. Llevaba años con la inquietud y muchas excusas, hasta que ella decidió hacerlo y la fortuna o las causalidades permitieron que yo tuviera la oportunidad de participar en el mismo curso con ella. Desde entonces, hemos estado recorriendo ese camino juntas, y próximamente obtendremos nuestra certificación nivel 3 para seguir avanzando y ofreciendo nuestra medicina en eventos a los que llegan mujeres de todas diversas edades e historias.

Escuchar hablar a Bere siempre es una delicia, pues tiene la sabiduría de una abuela curandera en la piel de una niña, que sigue siendo tan blanca como la primera vez que la vi. En verdad, es una brujota.

Alguna vez empezamos a ver juntas la serie de «Grace and Frankie», sobre dos mujeres que se vuelven amigas en su vejez. Yo sé que en algún momento la vida nos llevará por caminos distintos y entonces, como dice una de las protagonistas de la serie, “se irá mi Frankie”. No me queda duda de que volveremos a coincidir.

Sigue leyendo

Esos momentos mágicos…

Hay momentos mágicos, de inspiración y conexión profunda en los que, si prestamos la suficiente atención, somos capaces de sentir que todo a nuestro alrededor vive, respira y reacciona a nuestra frecuencia.

La Moccata

tarde sabatna de inspiracion
Gif: ofsparrows.tumblr.com

Atrévete a recuperar la curiosidad

A cualquier edad y en cualquier momento atrévete a recuperar la curiosidad por la vida… explora, pregunta, intenta cosas nuevas, ¡déjate sorprender!

La Moccata, #MujerMedicina

tumblr_okt39rLWCb1rtwl3fo1_1280
Gif de WeiTing Zhou, en Tumblr

 

 

Reflexión “Trabaja en ti”

¿Cuántas veces nos empeñamos en cambiar a alguien a fin de lograr nuestra felicidad?

FraseLM_04

Los obstáculos que creamos en las relaciones

En toda relación hay obstáculos, y muchas veces los más difíciles son los que ponemos nosotros mismos, ya sea por experiencias pasadas o por lo que hemos aprendido a nuestro alrededor. A veces tratamos de protegernos tanto que no sólo nos autosaboteamos, sino que también herimos a quienes caminan a nuestro lado.

Hasta que desmanteles tus barreras y te permitas ser y mostrarte vulnerable, hasta que dejes de permitir que lo que viene del exterior nuble tu propio juicio sobre ti mismo y los demás, hasta entonces crearás la oportunidad hacia una relación auténtica… contigo, con nosotros, con los otros.

La Moccata, #MujerMedicina

de Mi-Kyung Choi
Ilustración de Mi-Kyung Choi

 

 

Crónica del Retiro Vipassana, 10 días de silencio y meditación… ¿Te animarías?

Sin importar lo que digan los demás, sin el deseo de cumplir expectativas ajenas y sin miedo a la posibilidad de tu crecimiento… encuéntrate a ti mismo y enfréntate a tu oscuridad en la profundidad del silencio interno.

l0k48i7od6ocpq2hq
Aishwarya Sadasivan, en Giphy

Durante un par de semanas me rehusé a escribir esta crónica; no porque no supiera qué escribir, sino porque no encontraba el tiempo para sentarme por horas a redactarla, y porque aún no me sentía lista para compartir la experiencia.

Mitrani, mi esposo, tomó el retiro Vipassana hace algunos años:

Algo que debes hacer una vez en tu vida -dijo él-, si realmente quieres saber de qué se trata. ¿Cómo es la meditación, según tú?…Crees que sabes lo que es meditar, pero no.

Con esas palabras (que me parecieron un poco arrogantes, lo confieso), y desde que creí comprender un poco de qué se trataba esto del Vipassana tuve la inquietud por tomar el curso también. Pero el trabajo, la maestría, la tesis, el cupo limitado, la vida misma… siempre había una excusa perfecta para no hacerlo. Así pasaron los años, y en un momento de mi vida en el que retomé el camino hacia mí misma decidí que si no lo hacía ahorita no lo haría nunca. Entonces me registré.

Esta, mi estimado lector, será una crónica larga… Aguanta conmigo un poco, ¿va?

Sigue leyendo

Reflexión: Romper paradigmas

Atrévete a romper tus paradigmas. Si fuiste programado con creencias limitantes no olvides que siempre puedes presionar el botón de reinicio.

No es fácil. La transformación suele ser dolorosa, incómoda, ardua. Incluso a la mariposa le cuesta trabajo salir de su crisálida. Para lograrlo es necesario descomponer en trozos todo tu ser, para armarlo lentamente, pieza por pieza, en una vida o en otra, hasta que tu alma quede completa.

La Moccata, #MujerMedicina

beautiful_chrysalis_by_melvynyeo-d6icwdv
“Beautiful Chrysalis”, de Melvynyeo, Deviantart