“El masoquista online”: dícese del que gusta de leer comentarios negativos en internet

¿En qué momento nos comenzó a obsesionar tanto lo que opina un desconocido en la otra esquina del mundo?

Me encanta poder trabajar desde casa e irme entre semana fuera de la ciudad si me da la gana, porque no tengo que estar físicamente en una oficina para cumplir con mi jornada laboral. Esta es una de las tantas ventajas que me brinda el internet y las redes sociales, así como tener acceso a información, establecer alianzas, compartir experiencias, entre otras cosas.

Pero (y aquí viene el gran pero), hay algo que me hace muchísimo ruido, y es esa necesidad morbosa y destructiva de leer comentarios negativos y ofensivos en una publicación, propia o ajena. Todo ese drama de internet, ese debate interminable entre los que piensan de una manera y los que piensan de otra… ¿Para qué? ¿Qué me gano con leerlo? Y, sobre todo, ¿me hace una mejor persona?

Veo un video, leo una publicación en redes sociales o un artículo interesante… y de pronto ahí está, ese o esos comentarios negativos y hasta agresivos que desvirtúan a la persona, pensamiento o proyecto del cual se está hablando. Cuando menos me doy cuenta he perdido gran parte de mi tiempo en leer la larga batalla, comentario tras comentario, entre Carlos, desde España y Alejandra, desde Colombia, hablando sobre qué es y qué no es acoso callejero… Y suspiro, parece que acabo de presenciar un freestyle rap en el que cada contendiente asesta un golpe, cada vez más personal, cada vez más violento, sobre la opinión del otro.

Sigue leyendo

Vlog Ep18: “El amor en los tiempos del WiFi, un romance distinto”

¿A dónde se fue el amor? A veces me pregunto ¿Qué pasó con las cartas románticas, los paseos en la plaza y las citas a ciegas que organizaban tus familiares o amigos?

La tecnología lo cambia todo, y el amor en los tiempos del WiFi no es la excepción.

Cuando antes había postales y largas llamadas telefónicas ahora hay mensajes y publicaciones.

Las citas íntimas pasaron a presumirse públicamente, y la mayoría de las personas se quejan de que sus parejas se distraen con el celular.

Incluso hay quienes prefieren resolver conflictos por mensajes que en persona… Y ni hablemos de los celos por internet.

¿Y qué me dicen de cortar una relación? Ahora no sólo hay que guardar distancia, hay que cambiar el estatus de Facebook, eliminarlo de tus redes sociales, borrar las fotos. Y no sin antes pasar por el bochorno de espiar las últimas publicaciones del ex.

Claro, no todo ha sido negativo. Mi esposo y yo tuvimos una relación a distancia por años, así que el internet y los mensajes facilitaron mucho la comunicación.

El ritmo de vida tan acelerado y el que tanto hombres como mujeres trabajemos por horas hace que sea más difícil tener una vida social.

Entonces, aplicaciones como Tinder se volvieron famosas para conocer gente y ligar. Hasta existe una aplicación por si sólo quieres salir con chicos con barba… en serio (tomar precauciones en estos casos es tan necesario como cuando lo es offline).

El internet facilita la comunicación a distancia y te permite compartir con personas de distintos lugares y culturas. Pero, es un arma de doble filo, pues mientras más te acercas a desconocidos, más te puedes alejar de tus seres cercanos.

Así que, de vez en cuando, apaga el celular durante la cita; atesora los momentos íntimos con tu pareja y no los publiques; vive el momento, y no sólo lo grabes por un like.

Al final, el romanticismo está más en la convivencia diaria, offline, que online, te lo dice La Moccata.

¿De qué manera influye el internet en tu relación de pareja? ¡Comparte tu historia!

(Publicado originalmente en Tu Iris)

#LaMoccata

Sneak Peek Ep: “El amor en los tiempos del WiFi”

1

A veces me pregunto ¿Qué pasó con las cartas románticas, los paseos en la plaza y las citas a ciegas que organizaban tus familiares o amigos?

La tecnología lo cambia todo, y el amor en los tiempos del WiFi no es la excepción.

¡No te pierdas mañana el nuevo episodio de en Tu Iris!