Crónica del Retiro Vipassana, 10 días de silencio y meditación… ¿Te animarías?

Sin importar lo que digan los demás, sin el deseo de cumplir expectativas ajenas y sin miedo a la posibilidad de tu crecimiento… encuéntrate a ti mismo y enfréntate a tu oscuridad en la profundidad del silencio interno.

l0k48i7od6ocpq2hq
Aishwarya Sadasivan, en Giphy

Durante un par de semanas me rehusé a escribir esta crónica; no porque no supiera qué escribir, sino porque no encontraba el tiempo para sentarme por horas a redactarla, y porque aún no me sentía lista para compartir la experiencia.

Mitrani, mi esposo, tomó el retiro Vipassana hace algunos años:

Algo que debes hacer una vez en tu vida -dijo él-, si realmente quieres saber de qué se trata. ¿Cómo es la meditación, según tú?…Crees que sabes lo que es meditar, pero no.

Con esas palabras (que me parecieron un poco arrogantes, lo confieso), y desde que creí comprender un poco de qué se trataba esto del Vipassana tuve la inquietud por tomar el curso también. Pero el trabajo, la maestría, la tesis, el cupo limitado, la vida misma… siempre había una excusa perfecta para no hacerlo. Así pasaron los años, y en un momento de mi vida en el que retomé el camino hacia mí misma decidí que si no lo hacía ahorita no lo haría nunca. Entonces me registré.

Esta, mi estimado lector, será una crónica larga… Aguanta conmigo un poco, ¿va?

Sigue leyendo

Anuncios

Ep. 16 Vlog: ¡6 Costumbres Matrimoniales que no vas a creer…!

 

En México tenemos muchas costumbres matrimoniales: el lazo, los padrinos, ¡el mariachi! Pero, ¿qué costumbres existen en otros países? Ni te imaginas.

En Francia entierran en un ataúd botellas de vino y algunos recuerdos, lo que representa la muerte de la soltería del novio. Un año después o cuando nace el primer bebé lo desentierran para celebrar.

Y mientras aquí todas tratamos de adelgazar, ¡en Mauritania hacen que las mujeres engorden! La tradición se llama Leblouh y es sumamente polémica, pues aunque la obesidad para ellos es sinónimo de belleza y opulencia, es una práctica que pudiera poner en riesgo la salud de las mujeres. Y es que las preparan desde casi niñas para ese “ideal” de belleza (ver documental).

En Alemania la novia es secuestrada por los amigos del novio para llevarla a beber alcohol, y cuando el novio los encuentra, debe pagar la cuenta.

Lo normal en una boda es sacar la vajilla especial ¿cierto? Pues en Grecia hay que sacar la barata porque en la recepción se rompen platos para celebrar la unión de los novios. Algunas personas afirman que ya no se practica.

¿Casarse de blanco? En La India el rojo es el color de la buena suerte, donde la novia lleva henna nupcial en la mano, con diseños hechos por las mujeres en una fiesta previa.

¿Y qué tal en Escocia? Los novios son “ennegrecidos” en una tradición donde los amigos les arrojan tripas de pescado, huevos podridos y porquería y media, para después pasearlos por la ciudad. Si superan esta prueba están listos para lo que sigue.

¡¿Y qué pasa cuando casas a un par de ascendencia italiana, mexicana, japonesa, judía y católica?! Una boda muy ecléctica.

Nosotros nos casamos  con el laso de mis papás, mi suegro hizo 1000 grullas de origami, que en Japón son sinónimo de buena suerte, y la nonna italiana de mi esposo bailó durante casi media hora el “Mazel Tov”, todos vestidos como en la época de los 20s. Así que ahí lo tienes, muchas tradiciones y una muy buena fiesta.

¿Qué costumbres te gustaría tener en tu boda? Algunas seguramente valen la pena mantenerlas, te lo dice La Moccata.

Publicación origianal en Tuiris

Ep. 13 Videoblog: ¡PÁSELE MARCHANTE!

¡Pásele marchante! ¿A quién no le gustan los tianguis? De lunes a domingo nos esperan en distintos puntos de la ciudad de México, con su variedad de sabores, colores, productos y el eterno vaivén de personas.

Fresco y barato, aquí lo que importa es ubicar tus puestos favoritos, para comprar la fruta de temporada, el pollo, la carne, ¡los quesos! Amo el queso.

Además, uno hace plática y entiendes el trabajo que implica tener un puesto en el tianguis, el tiempo que dedican y cómo muchas veces la chamba la sacan entre familia.

La palabra “tianguis” proviene del náhuatl tiānquiz(tli), que significa “mercado”, y existen en Mesoamérica desde la época prehispánica.

Nosotros vamos al tianguis dos veces por semana… bueno, mi esposo sólo va al del domingo por su gordita de chicharrón. Y para mí, un sopesito de queso con pollo o un tlacoyo de requesón. ¿Ya se te hizo agua la boca? Y no puede faltar un jugo de naranja con betabel, para acompañar (y de 1 litro, además).

Ir al tianguis es todo un ritual, hay que armarse del equipo necesario (una buena mochila), llevar cambio, salir temprano… y en nuestro caso detenernos dos minutos a ver a los perros del señor que los baña en su camioneta, justo enfrente del tianguis… ¡porque me encantan!

Algunas personas no les gustan los tianguis porque siempre está lleno, o porque no les gusta comer en la calle (¿en serio?). ¡Pero a mí me fascinan!

Mi mamá me llevaba de chiquita en Guadalajara y no sólo salía con juguete, me comía una quesadilla en el puesto de “Don Chavelo”. Todavía voy de vez en cuando al Tianguis del Sol, cuando vuelvo a Guadalajara; ya no está Don Chavelo, pero sus hijos, nueras y nietos siguen cocinando, igual de rico, las quesadillas de champiñones y las doraditas de costilla que tanto nos gustaban a mí y a mi mamá.

Así que para mí, el tianguis es una tradición… y una muy buena por cierto, en serio, te lo dice La Moccata. Y tú, ¿tienes un tianguis favorito? ¡Suscríbete! Y nos vemos en el siguiente episodio.

Sneak Peek Ep 13 Video Blog: ¡Pásele marchante!

Preview01
Mitrani, con su gordita de chicharrón que no se raja

¿A quién no le gustan los tianguis? ¿Quieres conocer mi favorito? ¡No te pierdas el próximo episodio! Muy pronto

Ep. 9 del vlog “¿En qué se parecen el metro del DF…y un hormiguero?”

¿Alguna vez te has internado en el misterioso sistema del metro del DF? Yo sí, y si tratara de describírtelo diría que es igualito a un hormiguero. ¿Quieres saber por qué? Ve el video y conoce la perspectiva de @LA_MOCCATA.

Chequen la nota completa en ! Está divertidísima!

 

¡Sneak peek del Ep. 9! “Metro Hormiguero”

SP
La Moccata en el metro del DF

Basado en mi perspectiva del metro del DF como un ernome hormiguero. ¡No te lo pierdas!

 

¿Norteña? en el DF – Ep. 1 “El metro es un hormiguero”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El sistema de metro del DF es como un hormiguero. Hay distintas entradas, túneles y montículos, y cada hormiga defeña, capitalina, chilanga (ups, perdón, ahora mexiquense) que inicia su día con un buen golpe de realidad del metro reconoce que es verdad.

Todo individuo obrero pertenece a lo que los entomólogos llaman “casta temporal”, lo cual se determina según su función dentro de la colonia: padres de familia y maestros se encargan del cuidado de las crías; los Godínez del mantenimiento o excavación del hormiguero (según su rango); los policías soldado en teoría defienden a la colonia; y la casta recolectora, que se encarga de la procuración y suministro de insumos alimenticios.

Obrera, @ariel castillo, Flickr
Obrera, @ariel castillo, Flickr

Cada hormiga identifica de dónde viene, a dónde va y cuál es el camino que debe de seguir, y camina, junto con el resto de la colonia, en hileras rectas y continuas que difícilmente te permiten desviarte de la trayectoria previamente fijada. Por supuesto, no todo está perfectamente sistematizado, pues algunas hormigas sufren una pequeña crisis de identidad y viven como caracoles, por lo que su lento paso entorpece la dinámica de la colonia. En su contraparte existen las que viven como libélulas y sólo ocasionan caos con su extrema velocidad. Sigue leyendo