Contra la “maldición familiar”: sanar el linaje

Testimonio_06

 

Sucede muchas veces, que de pronto vemos un patrón familiar que se repite, generación tras generación. No siempre lo identificamos, y cuando somos capaces de verlo nos damos cuenta de que lo llevamos impreso como si se tratara de un contrato invisible, un guión del cual nos cuesta trabajo salir, aún si se trata de algo que no queremos para nosotras mismas. Algunas veces podemos incluso sentirnos culpables si “nos desviamos” de aquello que esperan de nosotras, o tomamos decisiones distintas a las del clan.

Las mujeres cargamos con muchos recuerdos (propios y ajenos) en nuestros úteros, esa parte de nosotras a la que llamamos “caldero” donde todo se gesta y todo se guarda. ¿Pero qué sucede cuando se toma una decisión consciente de sanar el linaje? Se pueden comenzar a desenredar esos viejos hilos tejidos que ya no queremos que formen parte de nuestro telar. La Wombblessing® (Bendición de útero) nos ayuda en ese proceso, pues al sanar la herida y/o el contrato desde raíz, podemos elegir trazar nuestro propio camino. ¿Estás lista para sanar?

Mónica Elena Cárdenas Mejía – La Moccata, Mujer Medicina

¿Y si pudieras conectar con tus anhelos profundos?

Testimonio_03

Esto es lo que sucede después de cada sesión de Wombblessing® (Bendición de útero). Cada mujer tiene deseos en lo profundo de su alma.

Todas cargamos con distintas creencias acerca de nosotras mismas, con aprendizajes específicos y con una historia genética particular. La Wombblessing® actúa y reacciona a las necesidades físicas, espirituales, emocionales y energéticas de cada mujer, es por eso que no hay manera de predecir el resultado, pues las necesidades del alma dependen “del camino andado y el por recorrer”. Lo que sí es una constante son los cambios positivos que la mujer comienza a experimentar en su vida a raíz de una nueva perspectiva con respecto a ella misma y su cuerpo, y muy en particular por el trabajo que comienza a realizar para derrumbar viejos patrones de conducta y paradigmas.

El día a día, las prioridades y la vida misma hacen que muchas veces nos desconectemos de estos anhelos, a tal grado que llegamos incluso a olvidarlos. Entonces nos sentimos insatisfechas, cansadas, como la sensación de estar “seca” o deshidratada. Pero cuando reconectamos con esos anhelos los reconocemos y comenzamos a transformar nuestros pensamientos y acciones para caminar hacia ellos. Este es el resultado común que experimenta una mujer que se compromete consigo misma después de una Wombblessing®.

Recuerda que la Bendición y/o Sanación de útero la wombblessing no son la respuesta final ni la solución óptima, son apenas una herramienta que representa el final de un viaje para comenzar uno nuevo, uno que puede llevar a la mujer de regreso a casa, a ella misma. Contáctame si estás interesada en recibir esta medicina y acompañamiento, y vive la experiencia en círculo de mujeres o en sesión privada.

IMG_3705
Sesión de Wombblessing en círculo de mujeres, durante el retiro “Llamando a mi Mujer Salvaje”, Mujeres Medicina, Amatlán 2019

Sígueme en mi Fanpage e Instagram para conocer más del tema o escríbeme a lamoccata@gmail.com.

2020: EL AÑO DE LA DONCELLA

MoonMother Moccata_03

Como dice la canción, “no sé tú, pero yo no dejo de pensar…” El año pasado llegó a mí como un torbellino, con muchos cambios y decisiones. Fue un año que me obligó a bajar el ritmo (pese a mi resistencia), resguardarme un poco y reflexionar sobre el camino andado y las próximas curvas de la vida. Fue como si me hubieran retirado parte de la energía que tenía reservada para la actividad física, para dedicársela de lleno a la actividad psíquica. Es decir, estuve un año pensando, pensando.

Pensaba sobre dónde estaba parada y qué rumbo tenía que tomar; pensaba sobre el aprendizaje de los últimos 5 años, la última década, ¡los últimos 20 años! Y en un abrir y cerrar de ojos llegó el 2020, “El año de la doncella”, como le decimos en la Comunidad de la Womb Blessing®, iniciada por la maestra Miranda Gray.

Las mujeres tenemos un ciclo natural, ligado con el ciclo de la Tierra a través de sus cuatro estaciones y con el ciclo de la luna en sus cuatro fases. Además, como dice Miranda:

Si somos parte de la Comunidad de la Womb Blessing® (cualquier persona que haya recibido una bendición de útero, ya sea en una sintonización mundial o en persona) entonces también tenemos la influencia del arquetipo de la Womb Blessing. Cuando este movimiento inició en el 2012, entramos al mundo con energías de la Doncella porque este arquetipo está asociado con los comienzos.

De ahí siguió el arquetipo de la madre (nutrir proyectos y relaciones), para finalizar con el de la hechicera y la bruja (ir hacia adentro para poner límites y reflexionar).

Este 2020 llega una vez más la era de la Doncella. Ella es la luna creciente que se expande hacia afuera; es la diosa virgen Artemisa que corre libre por el bosque; es la primavera con los capullos que se abren y la coquetería de la fauna. Ella es el espíritu de la joven que se enfoca en los nuevos comienzos. Hoy empieza, además, la luna creciente.

Después de la oscuridad del invierno interior y exterior es tiempo de aterrizar esos sueños olvidados y viejos proyectos, para traerlos de nuevo a la luz y manifestarlos. Así que esta noche date la oportunidad de escribir sobre tus propósitos para este año, qué necesitas hacer para alcanzarlos, para qué, ¡y calendariza!

Que este año de la Doncella sea tu año de expandirte hacia afuera, como la luna en cuarto creciente. ¡Feliz manifestación!

La Moccata, terapeuta Moon Mother

Cuando las energías se contradicen

Oct7_FBI

Aunque estamos en pleno otoño y el poder de la hechicera con sus límites, pausa y sensualidad se siente con ganas, la luna creciente nos invita a ir hacia afuera. Estas dos fuerzas, contradictorias, pueden generar frustración; por momentos con todas las ganas y el enfoque para emprender acciones, pero, paradójicamente, con cansancio o ganas de bajar el ritmo. Continúa lloviendo, ya empieza a bajar la temperatura y las gripas son muy comunes en este cambio de estación. Todo eso nos lleva a ir más lento, pero al mismo tiempo la luna en el cielo se abre y nuestra luna interior en postmenstrual quiere tomar acción.

¿Por qué no aprovechar ambas energías?  Muévete, toma las acciones que consideres necesarias para cosechar aquello que sembraste en luna nueva: riega las semillas, abona el terreno, cuídalo de los insectos o depredadores, construye un espantapájaros. Tu doncella quiere salir a bailar,  cazar y poner su enfoque en distintas cosas, pero hazlo desde la sabiduría de tu hechicera, que elige sus prioridades para no acelerarse ni excederse, que pone sus límites y que, definitivamente, no pide permiso porque tiene muy claro lo que quiere y necesita. 

La Moccata, terapeuta Moon Mother®

Mi camino como Moon Mother: la magia de nuestra ciclicidad

Sep5_FBI

 

La fórmula “4 = 1”

¿Te has percatado de que no siempre eres la misma mujer? Y no me refiero a las ocasiones en que te pones un traje coqueto en Halloween, o a la mujer que eres durante el horario de trabajo, distinta muy probablemente de la mujer que llega a casa en la noche y se pone en sus trapos más cómodos; o a la mujer que eres mientras cuidas a los niños vs la mujer que sale a divertirse un rato con sus amigas. Me refiero a esas mujeres que eres, ciclo tras ciclo.

De pronto sucede que a lo largo del mes experimentamos emociones muy variadas y distintos niveles de energía, tanto física como emocional, mental y sexual. Hay días en que te sientes como la mujer maravilla que todo lo puede; otras veces te olvidas de ti y te enfocas en las necesidades de los demás, incluso los bebés te despiertan una sensación maternal; hay ocasiones en que te sientes tan sexualmente activa ¡que hasta te desconoces!; de pronto te sientes más sensible de lo normal y quieres mandar todo al… “infinito y más allá” (por no decir una barbarie), y otras veces simplemente quieres estar en cama con un chocolatito caliente. ¿Te suena familiar? Son las cuatro mujeres que habitan en ti, cada mes, según la fase del ciclo menstrual en la que te encuentres. Lo sé, ¡vaya trabajo personal que nos toca hacer para conocerlas a todas y aprender a convivir con ellas en amor y armonía!

@aliseanderson

 

Sigue leyendo