Cotidianidades de Portugal. Cap 3: Miau, miau…y sí, más miau

¡Las calles de Lisboa están llenas de gatos! Y no debería sorprenderme tratándose de una ciudad europea, pero es que estos peludos felinos son tan comunes que los encuentras incluso en postales, cuadros y hasta en las populares estampas pintadas a mano por los artistas callejeros. Los encuentras paseando tranquilamente por la calle, correteando palomas o recostados sobre los carros; aparecen en los negocios, restaurantes y casas particulares. Los callejeros suelen ser un poco flacos, pero la mayoría de los gatos caseros bien podrían hacerse pasar por Garfield. Gordos, grandes y peludos se muestran arrogantes espiando por las ventanas o los balcones. Por supuesto, cual fiel amante de los gatos me detengo siempre a fotografiarlos o tratar de acariciarlos; incluso puedo ubicar una zona al recordar “oh sí, el restaurante que tenía al par de gatos negros asomados por un balcón, ¡¿cómo voy a olvidar un lugar como ése?! ”.

Lisboa, Portugal - Foto: Mónica Cárdenas
Lisboa, Portugal – Foto: Mónica Cárdenas
Anuncios

Cotidianidades de Portugal. Cap 2: Calle vs Tacón

Lisboa sobresale por sus calles de mosaico y sus elevadas colinas que la vuelven una ciudad más colorida y atractiva. Sin embargo y como nota mental para todas las mujeres que deseen pasear finamente vestidas por Portugal… ¡Aquí NO se camina en tacones! Con estas características tan llamativas de colinas y pisos empedrados (y además resbalosos) resulta una tarea imposible. A menos que seas una experta portuguesa o te muevas en carro recomiendo que no los incluyas en tu equipaje y mejor te dediques a disfrutar del paisaje cómodamente en un par de tenis.

Cotidianidades de Portugal. Cap 1: Primera Impresión

Los portugueses son, como acertadamente los describió Mitrani, “bastante cálidos para ser europeos”. Agradables, relajados y muy alegres tienen algo que te recuerda ligeramente a casa. Hablan mucho, eso sí y bastante rápido para que un extranjero les entienda a la primera, incluso si se trata de un hispanohablante.

No sólo son atractivos, tanto los hombres como las mujeres, sino que además siempre te atienden sonrientes y te despiden con un lindo obrigado. Les gusta mucho la música, el fútbol, la comida grasosa y son fervientes católicos.

Aunque por supuesto a México no lo reemplaza nada Portugal es sin duda un país donde se puede llevar una vida agradable y cálida… ¡pero tal vez demasiado cálida en verano!

Lisboa, Portugal - Foto: Aejandro Mitrani
Lisboa, Portugal – Foto: Aejandro Mitrani