Refl: “Aceptando el reto, abrazando el cambio”… estelar de una taza de té

Hoy me pasó algo curioso, época de cambios, sin duda alguna:

Me estaba sirviendo un té, y como me llegó uno de esos momentos así medio intelectuales y medio filosóficos según yo, pensé en voz alta, así en inglés (como buena pocha)

Let’s embrace change (abracemos el cambio)

Yy ¡toma!, ¡que el té se derrama y me quemo la mano!…

Pues sí, el cambio también puede doler, pero no pasa nada…

Me eché agua fría… y ni rojito me quedó.

– #LaMoccata, con sus múltiples lecciones dramáticas del universo

FraseLM_43

“CAOS VS CALMA”

caosvscalma
Arte de Elesq

 

Dos polos opuestos, dos complementos, la luz y la sombra. Ambas necesarias, ambas esenciales y características de la naturaleza humana.

¿Por qué tendemos tanto a ensalzar una y renegar de la otra? Todo en el universo se mueve, todo dentro de nosotros se mueve. Es normal, por tanto, que experimentemos ambos estados, en un ir y venir de la mente, el alma y el cuerpo.

Si escuchas la palabra “calma” ¿en qué piensas? ¿El mar? El mar también puede agitarse. ¿Una melodía? Muchas canciones nos sacuden bruscamente. ¿La mente concentrada en tu respiración? Incluso mientras meditamos hay momentos en que al ego le gusta hacerse el simpático, y nos llena de pensamientos y distracciones. Entonces,

¿qué es la calma, qué es el caos?

Finalmente, en ambas instancias somos capaces de vernos a nosotros mismos, de confrontarnos, de maravillarnos, de gozar y extasiarnos, ¡de experimentar la vida!

¿No percibes acaso la marea brusca de tu interior cuando sientes excitación?  Cuando te llega ese instante de inspiración o esa idea que te obliga a crear; cuando bailas desenfrenadamente en una fiesta; cuando nadas a contra corriente; cuando haces ejercicio; cuando ríes a carcajadas, o lloras desconsoladamente; cuando te tomas unos tragos; cuando corres detrás de los niños…

Ningún mar en calma hizo experto a un marinero

Desconozco la autoría de esta frase, pero cada que la escucho me conecto con esa tormenta en mi interior, esa a la que de pronto me da por rechazar, porque claro, ¡la calma también puede ser tan rica!

Creo que más que más que perseguir incansablemente un estado o el otro, el reto está en experimentar ambos en equilibrio, en no abusar de ninguno. Después de todo, quedarnos demasiado quietos, por demasiado tiempo, podría equivaler a morir.

Caos vs calma… dos polos opuestos, dos complementos, la luz y la sombra.

#LaMoccata

 

Cierre de año: desenpolvar la brújula interna

FraseLM_37

Este año hubo tanto, tantísimo movimiento. Si tuviera que describirlo en una sola palabra sería “revelación”, ya sea en el sentido que se refiere a los descubrimientos del alma, como al acto rebelde, casi infantil y caprichoso de no tomar responsabilidad por lo que se ha descubierto. Este año me adentré a la Matrix para encontrarme cara a cara con mi sombra y mi mujer medicina… y me espanté. Ambas me advirtieron de los peligros del depredador de mi psique, el que se esconde tras las excusas, el que rechaza y le teme a mi potencial, el que se asfixia entre montañas de trabajo y no me permite ser.

Se siente como que en algunos aspectos las tres dimos pasos importantes, mientras que en otros permanecimos inmóviles, quizá incluso pareciera que retrocedimos en ciertos temas, pero no fue así.

Siempre hay una “emergencia” a la vuelta de la esquina que te puede llevar a no darle un espacio y un tiempo en tu vida, y esa fue mi gran lección de este año. El próximo 2018 mi propósito es crear tiempo para mí y tomar responsabilidad por lo que existe en mi interior, atesorarlo, abrazarlo, ser lo suficientemente  valiente como para decir que NO, cuando mis prioridades son otras… permitir que mi brújula interna me lleve al gozo y disfrute del aquí y el ahora.

Deseo que antes de que finalice este ciclo hagas un compromiso contigo, que te lleve a esa plenitud que persigues, esa que sólo puede salir de ti. Es tiempo de desempolvar la brújula y emprender un gran viaje… hacia el interior.

#LaMoccata #cierredeaño #cerrandociclos

Crónicas de un matrimonio común y corriente. Cap. 22: “Te mereces una estrellita”

holding-2822062_640

(Mónica trabajando en la computadora un lunes por la noche, Mitrani viendo una serie italiana en Netflix)

Mónica: Mitrani, ¿recuerdas cómo se llama el esposo de Miriam? (una amiga)

Mitrani: …

Mónica: ¿Mitrani? (se levanta y se da cuenta de que está ocupado y no la escuchó) Mitrani, ¿te acuerdas cómo se llama el esposo de Miriam? Se me fue su nombre.

Mitrani: 🤔… no… búscalo

(varios minutos después)

Mitrani: ¡Najash!

Mónica: ¡Najash! Es verdad, ¡gracias amor!

Mitrani: ¿no lo buscaste?

Mónica: no lo vi en Facebook

Mitrani: ¡me acordé! ¿Lo puedes crees? ¡Yo me acordé y tú no! ¿No estás orgullosa?

Mónica: muy bien Mitrani… te mereces una estrellita

Mitrani: ¿se nota que ya soy doctor, verdad? (Doctor en Ciencia e Ingeniería de Materiales)

Mónica:… 😒

Poner límites en el trabajo y disfrutar el proceso

woman-918981_640

Un día me vi en el espejo, y no fueron las arrugas que comienzan a vislumbrarse bajo los ojos las que me espantaron, fueron las ojeras. Como sombras eternas danzando ahí, indiscriminadamente. ¿En qué momento llegaron? ¿En qué momento se instalaron con tanta facilidad? ¿Es esto el resultado de noches de desvelo… “chambeando”?

Solía enorgullecerme de mi trabajo extremo, sí, extremo. De las largas horas dedicadas sin descanso a un proyecto, a una fecha de entrega, a cumplir con un compromiso, incluso si no lo disfrutaba del todo. Y aquí está la clave, ¿incluso sin disfrutarlo? Con ello sólo lograba estar agotada, que no es lo mismo que cansada. El cansancio puede derivarse de un esfuerzo físico, pero creo que el agotamiento es producto de una mente que se ha desconectado de su parte más íntima y vital, y que ha perdido la pasión por lo que hace.

Cuando no te das la oportunidad de tomar una pausa, escucharte con calma y verlo todo desde una nueva perspectiva, no hay espacio para el gozo o la introspección.

No me malinterpreten, no trato de evadir mi responsabilidad para dedicarme a “tirar la hueva”, como se dice aquí en México. Realmente estoy convencida de que el trabajo dignifica y nos da un propósito, pero ¿cuál es el objetivo de pasar toda una vida trabajando sin disfrutar el proceso? ¿Para qué? ¿Trabajar para vivir, vivir para trabajar? Hay una línea muy delgada entre ambos.

Sí, seguiré luchando por lo que quiero, tomando acciones que me permitan cumplir mis metas y objetivos, pero sin evadir o ignorar lo que realmente importa: el gozo de la experiencia,  las personas que amo, el crecimiento personal y, muy importante, estar conmigo y con mi propia esencia. Así que, toca poner límites amorosos en mi trabajo, y aprender a disfrutar el proceso.

#LaMoccata

Go Big

FraseLM_20

Ante una decisión importante muchas veces nos limitamos a optar por aquello que consideramos más #realista, por sobre lo que soñamos. Si tuvieras la oportunidad de elegir libremente, si tuvieras todas las opciones que deseas al alcance de tu mano, ahí nomás para que la estires y tomes la que más quieras… ¿cuál elegirías?

No busques “la peor es nada”, la más “safe”, la más factible o viable, ni siquiera la más confiable, sino la opción que más “te ponga a temblar” de miedo y de emoción… porque esas son las que valen la pena. ¿Te da miedo el resultado? Es porque en verdad te importa, entonces trabaja para que sea beneficioso.  #GoBig

#LaMoccata

 

Todo lo que necesitas está dentro de ti

Con frecuencia buscamos afuera todo lo que “nos hace falta”: amor, aceptación, valor, apoyo. De pronto parece que lo encontramos en un trabajo, una pareja, o situación en particular, pero ¿qué pasa cuando se acaba, o cuando no obtenemos los resultados que esperábamos?
 
Vamos por el mundo mendigando hambrientos de reconocimiento y felicidad, sin darnos cuenta de que nada de eso lo encontraremos fuera de nosotros, sino en nuestro interior. Mientras no tomemos consciencia de ello continuaremos vagando sin rumbo, repitiendo patrones limitantes. Date cuenta de que todo lo que necesitas ya lo llevas contigo, basta con darle la oportunidad de salir.
 
#LaMoccata

FraseLM_19